7.06.2012

si me regalas flores, hazlo en maceta 

no quiero un hijo tuyo, ni tu carro viejo, ni tu casa en Cuernavaca
tampoco quiero sexo con amor, ni el desayuno en la cama

llévame al mercado por un kilo de mandarinas
un poco de polvo de gallina negra
racimo de hierbas / veladoras para tu entierro
 
no me digas que me amas
eso me asusta

a mi gusta el té por que la cafeína me mata 
hoy en la mañana amanecí con un necesito en la boca
no desayuné ni comí para ver si se esfumaba la migraña
la ganas de vomitar el tequila me quitaron en sabor a coca
no me gustan las ratas / ni nos simios en el espacio
la nariz me sangra con el sol
las piernas me duelen como de haber cogido mientras montaba un caballo
después de un mes sigo menstruando

4.16.2012

nunca creí que se diera en el agua

pero es cierto

también crece en la tierra y viene con el uv de los rayos

algunos lo han visto en las copas de los árboles

otros en las montañas

a la orilla del mar / entre espuma y corales

en la inmensidad del desierto

en las brasas del fuego

se le ha encontrado en la selva

incluso en parques y conventos

3.31.2012

...cuando se cruzó la frontera de lo irracional y lo que parecía "real" dejó de serlo y se abrieron las infinitas posibilidades y la conciencia despertó todo se volvió a repetir en eterna espiral y cuando se cruzó la frontera de lo irracional y lo que parecía "real" dejó de serlo y se abrieron las infinitas posibilidades y la conciencia despertó todo se volvió a repetir en eterna espiral y...

3.29.2012

se me ha ido la vida en un remolino de agua
en verme al espejo cada mañana 
en pitarme los labios de rojo
aunque nadie nunca se de cuenta

se ma ido al vida en un orgasmo falso
en una taza de café -aunque la cafeína me mate-
y muera ahogada como los famosos
con mi propio vomito a los 27 años
-casi me quedan 4-




1.11.2012

a mi no se me pegaron las cobijas
/se adhirieron/
tuve que arrancarlas de mi cuerpo
nunca tuve tanto miedo
 

1.03.2012

tu eres como un perro, de esos que ladran pero no muerden, de los callejeros, escandalosos, muertos de hambre, sarnosos, de los que me caen bien, por que se creen dueños del mundo, por que aguantan de todo, andan de rol y nadie les dice nada, se cagan donde quieren, comen basura y se pelean con las ratas
veneno en tus labios

tormenta azul bajo el agua

atormentas mi antigua existencia

te deslizas en el universo

te vuelves un grano de sal

me ahogas con tu presencia en el mar

sólo tu me matas

y me haces reencarnar

y comes de mi carne

y bebes de mi sexo

y agotas una eternidad sin tiempo

12.29.2011

el viento se acordó de mi
y las piedas
y el agua estancada
yo ya había estado aquí
en otra vida
con otro cuerpo
en otro tiempo

12.11.2011

...la música explotó, desde dentro sentí como ese líquido multicolor que llevo en el cerebro se desbordó de mi como un arco iris brillante vomitado de mi boca, después volví a lamer al sapo y se abrieron las nubes entre caleidoscopios gigantes que me transportaron al sol, quemé y me quemé, pero nada me dolió...

10.03.2011

soy víctima del silencio

9.07.2011

podría quedar me despierto
hasta matar a todas y cada una de esas moscas
podría aguantar lluvias y piel es erizadas
es calo fríos
ataques al corazón
reumas
piojos
arañas

podría morir me a hogada
sin que nadie se de cuenta
aguardando en el cementerio
la flor y el perro
la flor y el perro

8.02.2011

Pink Floyd para desayunar

y para después de fornicar

cuando te abandona la sobriedad

y las entrañas desde dentro se colapsan

Pink Floyd y no mas


8.01.2011

En el jardín de mi casa solo se daban tréboles y marihuana
Sembré un par de sueños, pero ninguno se dio
Cuando amanecí el pasto ya había crecido entre mis dedos
Bebí lluvia, rocío y sereno 

7.04.2011

Se escuchaba la canción
Acá adentro el ruido del motor
Las células moribundas
El crujir de columnas atrofiadas

El viento dejó de soplar
La nube de humo nos consumió

6.29.2011

mi no historia se construyó
para descomponerse con el llanto y con la lluvia,
como los animales que yacen en carreteras
o los peces que flotan en ríos radioactivos

hace falta la sal, desde dentro los aullidos

conocí el cielo, la piel se me abría, los huesos se quedaron inmóviles, rompí las acostumbradas palabras, los pasos medidos, las formas cuadradas, cristales a gritos

3.09.2011

nací el mismo día que Altazor,
crecí y morí cultivando trigo y diente de león, 
mi colección de caracoles alados,
mi escondite bajo la tierra,
mis manos vacías y sinceras
mi mirada de sol

 una iguana me crió como mujer de sangre fría,
astuta e inquieta,
me regaló unas alas nuevas, 
me enseñó a cantar y a llorar sin razón

la perdí
-a la iguana y a la razón-

2.12.2011

VIERNES

Con los años he perdido el temple de acero
Lloro y no me oculto para hacerlo
Cada día me descubro mas masoquista
Se llena mi cabeza de imaginarias voces, visiones, conversaciones, risas…

está loca -dicen los espejos- es una ninfomana, obsesiva-compulsiva, depresiva, adicta, pseudo-artista y pacifista.
Shhh…                                        ¿escuchas?

Los ruidos de afuera/la abrupta tempestad

Los grillos de ciudad
Ranas en alcantarillas
Moscas entre basura
Ratas, palomas y policía

         …y acá adentro en mi propio silencio:

Los sueños incandescentes y evaporados
El suspiro que no es suspiro
El grito ahogado
El llanto que quema palabras

1.22.2011

De mi absurdo imaginario surgen pretextos para escribirlas
para nombrarlas tácitamente
para gritarlas en silencio cuando ya no exista mi voz
son mis palabras
son mi razón
las que me hacen ser quien soy
mujer de muchas palabras
que no calla
que llora cuando los labios no le alcanzan
que aprendió a volar sin olvidar sus raíces en la tierra
mujer que ama con los sentidos despiertos
descubriendo con cada uno de sus poros abiertos
mujer/
libre/
desnuda frente al espejo
ojos que dejan entrever el cielo
sutil silueta que brilla con cinco estrellas
soy mujer
libre/
artista/
poeta.

1.16.2011

amanecí gris, con las hormigas de mi cuerpo cansadas de tanto llorar, con una depresión prolongada y doliente de amar, perdí las rosadas cebras, la cordura, las jirafas ebrias, los besos de boca a boca, la vida de frágil mariposa, el color del viento, el olor del mar y ojalá no pierda mi suerte en el azar...

1.03.2011

el amor en mi vida es como el consumo de carne...

lo dejo, regreso, soy débil y caprichosa

me olvido, saludablemente tomo mi distancia

cierro la boca, el corazón, las entrañas

y cuando menos me doy cuenta

ya estoy enamorada
¿por qué no me invitas a ver la lluvia de estrellas a tu casa?
nos fumamos un gallo y después fornicamos hasta quedarnos dormidos, con tu aliento en mi espalda y las sábanas de tu cama hechas un lío

quiero descubrir cada uno de los lunares que tapizan tu piel, por que tus manos en mi cuerpo se sienten tan bien, por que tus besos someten mis suspiros y tus falsas palabras ahogan lágrimas a gritos

¿cuántas veces tengo que mentarte la madre?
-y bien sabes para que-

para que deje de doler
para volverte a creer.

12.29.2010

odio esa sensación que produce el tono del teléfono
cuando no te contestan y has llamado hasta el cansancio

odio que nadie sepa interpretar mi llanto,
como si fuera malo, lo evaden, tratan calmarlo

-nadie me conoce tanto...-

me miro al espejo, me desvanezco entre humo blanco, 
se me atoran las angustias en el estómago, muerdo obsesivamente mis labios

no logro dormir de noche, pienso y siento tanto

se me ha quebrado la sonrisa, mis ojos agotados

incertidumbre corroe mi calma,
y yo, cada día mas desquiciada.

12.26.2010

lo que más me gusta de un hombre -creo- son sus brazos, también amo las manos de músicos y artesanos, el trancurrir de dedos inquietos entre mis cabellos enredados

12.25.2010

nada

ni respirar, ni despertar, ni nada

el frío en mis pies, el nudo que en silencio se desamarra

mis lágrimas, tantas lágrimas

10.25.2010

Cuando el cielo aborte el llanto y nos envíe pájaros gigantes para montar y entre alas instructivos para el vuelo aterrizar, cuando los insectos invadan las calles y no se pueda caminar y en alcantarillas inertes cuerpos formando murallas de miedo, cuando el pánico se dosifique en dulces y refrescos, en escuelas de gobierno, en institutos tuertos, cuando las armas de fuego se regalen en cruceros, con mimos que griten mentiras en silencio, cuando se detenga la sangre y las luciérnagas vomitadas salgan de mi boca, sólo, sólo entonces, haré una promesa real, la de volverme un ente como los demás, que mire sin observar, que oiga sin escuchar, que respire por respirar, por mera supervivencia e intuición, desgastando la vida banal.

i am the karlus...

9.16.2010

ella me miró como si nada
-yo casi ni la quise mirar-
en sus ojos vi el cielo que algún día verde se tornará

me puse triste
me solté a llorar sin llorar

ignoré su frágil inocencia
su ligera existencia de flor
sus pechos suaves y sinceros
omití el silencio con su voz

le sonreí sin haberle escuchado
cerré la puerta y me metí a tomar

no tengo nada que festejar
ni la independencia de mi país* ni nada mas
bebo por que me gusta
no por que lo diga el calendario
ni por ser fiesta nacional

{breviario personal}
*¿y a 200 años qué libertad pretenden "festejar"? si salir de casa es enfrentarte con el monstruo de la Babilón y todo lo que anda mal, si la tierra grita es de dolor, ¿qué hay de las casas que el agua se llevó? la tierra llora desde dentro, el pueblo padece, ya casi no se ve el sol, el Apocalipsis nos alcanzó, la plaga que a México le tocó, muertes, desaparecidos, presos políticos, gente que en el camino se quedó...

se vacían las cerveza del refrigerador
las cumbias a lo lejos
la peda
el bailongo
el "bajón"
todos se divierten -menos yo-
corre el llanto por mis mejillas
triste me siento hoy...

i am the karlus

8.30.2010

En ojos transparentes encontré el mar, los miré por horas, casi me suelto a llorar, repasé las olas y la suave espuma de tu mirar, como nadan peces en tus ojos de sal, como sube la marea por tu cuerpo y los besos de arena que me das...

8.26.2010

Desperté y mis huesos no se movían, mis músculos se pausaron, mi piel quebradiza permaneció estática y vacía, miré a través del no agujero de la cuchara, como espejo -reflejadas- mis pupilas dilatadas, la mañana apenas caía sobre mi espalda, el sol se coló por la ventana hasta mis sábanas blancas, absorbiendo cada una de mis esporas, dejándome en silencio, sin sentido, perdí el habla, el gusto, el tacto, el oído, el olfato, no veía nada, me volví un ente de cristal, frágil, transparente y listo para el azar...

7.29.2010

CRUDA REALIDAD

Amanecí con la boca seca, con la mandíbula trabada, con las uñas mordidas, con las pupilas dilatadas, con un dolor de huesos que me tumba el domingo en la cama, con una sed angustiante que parte madres y labios de mañana, con nuevas cicatrices de quemadas, con olor a cerveza derramada, con el rímel corrido, con negras lagañas, con moretones en las piernas, con las rodillas raspadas, con lagunas mentales, la moral inquieta y lejos de mi casa.

Amanecí con sueño y sin ganas de hablar, le puse MUTE al televisor y me quedé pensando en la “cruda realidad”, que si España es campeón, que si un pulpo predijo lo del fútbol, que si las lluvias, que si el temblor, -que si la vida es una broma de aquel al que le llaman Dios- dije yo. 

Me quedé tirada escuchando los clásicos de los Doors, la tele prendida y muda, pensaba en si existe el amor, ¿dónde quedó el romance que me inculcaron las películas cursis del 5 y del 7 los sábados? ¿dónde quedaron los hombres que llevaban serenata y los "machos" estilo Infante, Negrete o alguno de esos charros? ¿dónde quedó el control para cambiarle "de favor" del 4? ¿dónde quedó la cordura en las noticias y la realidad en los reality shows? ¿dónde quedó el carrito "sanguichero" que la señorita Laura regaló? miles de cosas me puse a cuestionar, el porqué la televisión deja a la gente tan mal, la razón de ésta enfermedad social, así es la cruda realidad.

Karla Partida
i'm.t.k.
Perdí la oscuridad que me aqueja los días vacíos, las ganas de llorar y los esfínteres fallidos, me quedé en silencio ecuchando tu mirada, en espera de innecesarias plegarias, voces que resuenan en mi cabeza, mi cuerpo se desmorona con tus falsas palabras, te oculto entre raíces marchitas y tristes tardes soleadas, se desarticula mi libertad a tu existencia acostumbrada, se rompe el éter que nos abraza...

Karla Partida
un sorbo -un charco-
para pasar el trago amargo
rolan las pipas, también el tabaco
y nos chingamos otro trago
para aguantar las angustias
los prematuros dolores de parto
las muertes amarillistas
la pandemia en su último acto

vibra la música en vientre y garganta
fluyen ideas -humo de palabras-
se asoma la risa de infancia olvidada
rompo los espacios
diluyo el tiempo en cebada
le grito al viento
-aún le lloro a Mariana-
rola la chora
se acaba la guama.

iamthekarlus...
(desde Durango)

4.19.2010

aNOCHE soñé que soñaba

Despiertas mis sentidos de gato
luz de luna antigua
afilo mi lengua
con polvos de estrellas marchitas
aguardo
-en el silencio del tiempo-
una señal
una astro fugaz
pienso tus alas trasparentes
abrazando mi vientre felino
tu mirada de sal
internada en mis entrañas a gritos
palabras ocultas
en la comisura de tu boca
palabras que cuentan increíbles historias
sigo esperando celeste señal
redescubriendo mi séptimo sentido

en medio de oscuridad total
sentido olvidado hace más de tres siglos
donde surgen mis blasfemas palabras
donde se rompe el tiempo

y se desvanece el espacio 
ahogadas angustias de flores de cacto
faltas a la moral y a la ortografía
insomnios y fértil sequía
-secuelas de una
 vida-
la tierra tiembla desde dentro
augurios de una re-evolución
voces en mi imaginario
que cantan en mi menor
trueno mis dedos de cristal
se rompen esferas en navidad
vidrios en pascua
espejos en años bisiestos
copas y vasos en cuarto menguante
los grillos ya no silban más
abro los ojos y me veo soñando
con orquídeas que rezan a mis pies de gato
mi lengua afilada recorre sutil silueta
humo blanco que de la tierra vuela
hilos de luz que entretejen
mis sueños absurdos e improvisados
de un simple y complicado gato
acostumbrado al murmullo y a vivir soñando.

Karla Partida
AZULes

Se evapora mi mirada de pez fuera del agua
el azul del mar se me mete por los poros
hasta la garganta
por eso grito en azul
le grito al cielo y a su reflejo en el agua
al sabor del viento en mi nariz tapiada
a tus manos rotas de porcelana oxidada
le grito a tus ojos de gato asustado
que nunca aprendió a volar
a tus piernas de sirena varada en el mar
le grito a tus dientes de azúcar
que se rompen a carcajadas
el azul me absorbe
- las plumas - las escamas -
le grito a la tinta que te escribe
y describe el color en tu mirada
le grito con todos sus tonos
a mis azules palabras.

Karla Partida
i am the karlus

12.20.2009

REGALO a él
Un clavo que uso como arete y tú conoces la función, una sábana que trae un mensaje de paz y de amor, un pasador blanco olvidado en un rincón, esas simples cosas que a mi me funcionan te las regalo hoy, un amanecer y la resolana que pega en la esquina de tu cama, la música de los aguas aguas y mis besos en tu espalda… todo te lo regalo hoy.
Karla P.

12.17.2009

jueves.17.12.2009
El dulce olor de tu piel se me atravesó entre las papilas que gustan de escuchar atentas todas las delicias, intuitivamente miré con ojos cerrados los poros abiertos de tus manos, me dejé seducir por tus brazos, los conspiradores del placer al fin me atraparon, me besaron las entrañas ardientes de luna llena prolongada y así me dejaron, dormida a tu lado, despertando de mañana, sola y con los pies helados.
Karla Partida...

12.16.2009

En la orilla de tus sueños existo yo
con mis múltiples palabras y confusiones
mi cabeza me detiene
me mantiene al filo
mis manos sostienen una caja de cristal
que resguarda tus recuerdos más remotos
la caja es pequeña y delicada
debo tener cuidado al abrirla
pues no desearía caer dentro de ella
y sólo ser eso
un recuerdo
un remoto recuerdo
y no ser más quien vele tus noches de luna llena
y nunca más seguir ahí
entre confusas palabras
y palabras confusas
que suelen confundir
no quiero que me recuerdes
parada de cabeza
en la orilla de tus sueños
más bien
recuérdame
como el motivo de existir
de lo que sueles llamar
tus sueños de cristal.

Karla Partida...

12.12.2009

EL DÍA QUE DEJÉ DE HABLAR 

Habíamos hablado de todo, de lo que siempre se habla, de religión, de sexo, de drogas, de la infancia, de la situación actual, del cine que nos gusta, de la buena música que siempre nos acompaña, de tatuajes, de cosas raras que hacerle al cabello, de literatura y buenos libros a recomendar, de conciertos en los que hemos coincidido, de viajes y mal viajes, de la felicidad, de mis planes de irme al mar, de mis depresiones e insomnios frecuentes, de mis recientes reencuentros, encuentros y desencuentros, y la noticia de que me voy a mudar.

En fin, las palabras se consumieron entre el humo blanco que salía de nuestros labios y los minutos que apenas habían pasado; el tiempo pasa lento y las bocas se van secando, por eso los besos saben mejor cuando se duerme el cuerpo y los sentidos se van despertando -el tacto- mi tacto intacto en busca de tu piel afilada, mis labios aguardan, se guardan, por eso cierro los ojos cuando me hablas e imagino besar la anatomía de tu espalda.

Después de un cómodo silencio y de besarte en mi imaginario, me dejé caer como si tuviera la sangre amarilla hirviendo y subiendo por mis rodillas hasta mi cabeza de radio, me tiré en el piso tan frío como tu mirada vacía y me dispuse a llorar, no sabía la razón exacta de mis abundantes y silenciosas lagrimas, caían desoladas sobre mis hombros desnudos, mi piel -con su tacto intacto que te aguarda- absorbía lo salado del incontenible llanto, lloré por horas, casi todo el nublado día de mayo, el viento pegaba en la ventana y mis lagrimas no cesaban, lloraba sin decir una sola palabra, afuera apenas llovía, las goteras lo anunciaban.

Después de uno de mis lapsos de lagunas mentales, estábamos ahí, tirados en medio de la azotea de tu casa, tú con tus cabellos enredados entre mis dedos inquietos, los dedos de mi otra mano jugando con tu espalda, dormimos un largo rato, me abrazaste con tus alas transparentes que siempre me gustaron, yo seguía llorando en silencio mientras dormía a tu lado y así me fui tragando el llanto que por horas había derramado, fría y dispuesta al azar, tan sola en medio de mi propia soledad, vacía como tu mirada que nunca aprendió a mirar, con un sentir de aires de azotea que hace tiempo no percibía, me quedé dormida entre tus alas de viento, con las piernas entrecruzadas y el sexo inquieto, ardiente, fugaz, tu respiración lenta y tu tibio aliento en la comisura de mi boca sedienta de paz, tu pecho contra el mío, suave de gallina madura, tus pies helados contra mis rodillas tan duras y esas traicioneras ganas de orinar.

La lluvia caía lenta y suave sobre nuestros cuerpos vacíos, olvidé las ganas de orinar y me fue inevitable pensar en hacerte el amor bajo la lluvia, en besar tus muslos y recorrer tu cuello hasta explorar tu completa anatomía, descubrir cada uno de los poros y lunares que tapizan tu piel también fría, cerré los ojos y de nuevo le dejé el resto a mi imaginario, te acariciaba con la mirada, te tocaba y me tocabas, con el pensamiento te desvestía, imaginaba tu orgasmo y eso me prendía. Después de un rato me noté mojada, evidentemente no era lluvia ni el sexo consumado que había imaginado, las ganas desaparecieron mientras corría un tibio líquido por mis piernas de gato, nunca lo sentí, no supe el momento en que las ganas y mis esfínteres me traicionaron, me toqué la pierna izquierda y un suspiro salió de mi como automático, ¡carajo! me había orinado.

Despertase confuso en medio de la lluvia, te reíste a carcajadas, abrías la boca y decías que las gotas de lluvia hacían cosquillas en la lengua y en la garganta. Me causó risa tu comentario, las lagrimas cesaban con la lluvia casi nula y te acompañé riendo un rato, mojándonos, yo más mojada que tú, pero a fin de cuentas estábamos mojados, me contaste un sueño absurdo y bizarro en el que teníamos sexo y nos orinábamos, sonreí ligeramente e intenté decirte algo, las palabras adecuadas no me salían, decía los opuestos de lo que quería.

-¡Quitate, no te quiero besar, 
menos tener sexo contigo, 
no quiero verte nunca jamás!...-

Tapé mi boca con sorpresa asombrante en verdad, no podía creer lo que había dicho, no lo pude controlar, traté de aclarar mi garganta para así volver a hablar.

Pero esta vez las palabras desaparecieron por completo de mi conocimiento y raciocinio, no podía hablar, no sabía como hacerlo, había olvidado los verbos, los adverbios, los pronombres, los sujetos, los sonidos se volvieron mudos de mi boca al exterior, me dio miedo, me puse a temblar, me veías raro y otra vez me solté a llorar, desde ese día el llanto remplazó mis palabras fluidas acostumbradas a confundir y a redundar, las letras y oraciones se olvidaron, por eso escribo a diario, para no olvidar las letras y los acentos, para calmar el llanto. Fue un domingo de mayo, el día que deje de hablar y me puse eternamente a llorar.
Karla Partida...

12.10.2009

miércoles.10.12.2009
Ayer fue hoy, no me preguntes como, así fue, así sucedió, de mañana me sucedió un verso desde mi boca a tu ventana, mis palabras desbordadas en días de luna que siempre paraece estar llena y mis sentidos sensibles a tu boca liviana, ojos de ventana, me encantas.
Karla Partida...

12.03.2009

MARIANA

No pude sostener mi propia mirada de pez fuera del agua, no mire sus ojos que siempre me gustaron, verdes nocturnos de gato, sus labios delgados y perfectamente rosados, casi rojos, pero no tanto, su naríz pequeña y perforada, sus manos suaves de porcelana blanca acariciando mi espalda; siempre me gustó su risa y como levantaba el labio de un lado, me gustaba hacerla reir, decía muchas pendejadas para ver sus dientes de azúcar romperse a carcajadas, para sentir su respirar cansado después de haber hecho, dicho o pensado alguna de nuestras múltiples mamadas, me gustaba caminar de su mano, nos acomodábamos sin haberlo acordado e incluso andabamos por la vida pregonando nuestro "noviazgo", nos besábamos y hasta una trenza conseguimos a cambio, ¿te acuerdas? cuántas cosas no hicimos juntas, nos criamos entre nosotras, nos amábamos. No mire su mirada, apenas y pude hablar, se me trababan las ideas y las palabras, se anudaban con ese tono ahogadizo que me sale cuando estoy a punto de soltar una lagrima que se evapora lenta corrediza por la cara, tenía muchas ganas de llorar, de abrazarla y decirle que yo también la soñaba, que pensaba en ella, la recordaba, que le había escrito un par de cosas, que aun guardaba sus cartas. Temblaban mis manos de sentirla cerca, mis piernas no respondían y las palabras se me quedaban a medias, cuando callaba, yo no hablaba, cuando el silencio nos asaltaba, me era inevitable pensarla de antes, por eso se me dibujaba una sonrisa entre lagrimas ahogadas y cosas por contarle, recordaba como éramos, como ella siempre me resultó especial, lo supe desde siempre, estuvo en el aire por años, nunca se lo dije, nunca fue necesario, éramos perfectamente compatibles, como engranes que funcionan y echan a andar un algo. Después de un tiempo nos oxidamos, descompusimos la máquina (el algo) y nos distanciamos, me dolió perderte mas que cualquier engaño, me sigues doliendo en el vientre bajo, en las entrañas y en cada poro que se expande buscando, me duele estar lejos y extrañarte tanto...

Karla...

12.01.2009

martes.01.12.2009 
Desperté otra vez con esas inmensas ganas de orinar, de esas que se atoran en la garganta e inundan los ojos. El ocio se ha vuelto mi sombra acosadora, perseguidora, me atrapa y me incita a desplomarme en el frío suelo de mi casa (siempre me ha gustado sentarme o acostarme así, con la frente en la tierra) puesta y dispuesta, ociosamente ansiosa e inquieta, tan puesta que no resultó, la despedida no nos salió, fue raro, el lívido se había desbordado, -la luna llena me trastorna- le dije y rió… así fue como ésta mañana quedé húmeda y sola en mi cama, despiertos los sentidos y con el ya acostumbrado asfixiante dolor de cabeza (con sus respectivos males y recuerdos que me ponen en un estado como "feliz"), así fue, yo lo vi.
Karla P.

11.28.2009

hoy me siento en un espacio en blanco
de ese que va entrecomillado 

                                                                    "
de ese que lleva aster*(isco)  
explicando la exsistencia de dicho 'espacio en blanco'

hoy soy un espacio dentro de un espacio
como hoja que se destintegra en la tierra
hoja muerta de vida eterna

espacio en blanco




                                  *

...

11.23.2009

lunes.23.11.2009
Eran como las 6:15am, salí de la fría habitación al patio fresco y suave, las nubes se contorneaban de un anaranjado entre brillante y opaco, radiante y sutil, nunca había visto un amanecer así, subí a la azotea que me gusta más y mire las nubes que se habían reunido en lunes en el oeste, como lo hacen cada cuatrimestre, o cuando anteceden una luna llena que me aterra y me echa a llorar. 
Karla Partida...
En construcción de ser una sombra borrosa sobre el follaje de la selva de concreto, muerdo mis uñas y aprieto los labios secos.

Tengo miedo.

No quiero perderme entre los muertos que caminan uno tras otro presurosos por el metro, prisioneros del sistema y de los medios, sin mirarse las miradas, sin sentir el viento en la cara, simples automáticas máquinas humanas.

Miedo de mimetizarme con el gris del pavimento, de ser un sueño roto e innecesario para un vivo o para el réquiem de un muerto, tengo miedo de ya no ser más un gato esquizofrénico, los gatos aguardan bajo la lluvia y beben de ella satisfechos, tengo miedo, mucho miedo.

De no ser aliento interno y de que mis palabras se pierdan y mis ideas se diluyan con el denso humo blanco del viento, tengo miedo de mirar con ojos secos, de mirar sin mirarlo todo, mirar mirando nada.

Miedo de romperme en mil pedazos, de desgastar los sentidos sin sentido, de despertar por la mañana y no estar, tengo miedo a la realidad, al futuro incierto y los apegos del pasado que marchitan los sesos.

Tengo miedo al miedo, por eso me voy al mar.

Karla Partida

11.19.2009

LAS HORMIGAS

Un escalera al cielo para seguir soñando
Tierra muerta crece en mis pies
Suben las hormigas
De mis piernas a la nariz
Anidan en mi boca
Se reproducen
Gustan de mis senos ocultos a la luz

Campo de aves muertas
Alas heridas por las balas
Balas heridas por las alas
El sol quema los cuerpos
La lluvia trae pandemia
Muerte prematura/Sociedad enferma

Llueven peces y se multiplican
Dios está en la tierra -Revueltas-
También mis ideas…

Un espejo roto donde reflejar mi voz
Gritos ahogados en un cajón
Atraviesan mi piel tus agujas
Me dueles en las escamas
-mirada de pez fuera del agua-

Saliva para curar las heridas
Los gusanos acechan mis ojos
De pupilas dilatadas
De pestañas caídas
Sexo agonizando de mañana tardía
Un sueño trastornado
La calma perturbada
Mis senos tímidos a la luz
Mi cabeza hipocondríaca
Y mis manos vacías.

Karla Partida…

11.12.2009

DIARIO

Día 1
Martes

Mis manías son cada vez mas evidentes, mi ansiedad temprana y mi alma trasnochada se refleja en la ventana tapiada, el rojo de mis ojos ya parece sangre, y mi boca seca rompe mis labios lastimados. Siempre me han gustado los hombres como los sombreros y los gatos, los grandes, los chicos, los altos, somos gatos, gatos de sombrero alto.

Día 2
Sábado

Los lunes me levanto temprano, -no sé- respondí a la voz que siempre me habla. Los otros días mi cama me ata a sus esquinas destendidas y me tapa la boca con almohadas, así no puedo gritar ni pedir ayuda a la vecina que yace muerta desde hace tres semanas. Por eso me levanto a diario tan tarde, con hambre de un gran plato de pasto recién cortado, también me gustan las espinas de las rosas marchitas y las hojas caídas de acanto; ya tengo hambre, después dormiré un largo rato, hasta que me vuelva a dar la puta hambre o hasta que me encuentre entre sueños a un gato negro o a un conejo blanco.

Día 3
Miércoles

Escucho esos ruidos en mi cabeza que me tienen con jaqueca, hoy amanecí con el dinosaurio amarillo dentro de las entrañas, vomito cada 20 minutos las palabras y las lágrimas atoradas, me duelen las escamas y las alas. No me dejes secar, mi falso amor de plástico, no me dejes secar.

Día 4
Domingo

Llevo un par de años coleccionado mis lágrimas, botellas enteras he llenado, cuando la boca se me reseca o cuando quiero pasar un trago amargo, bebo un sorbo de mis tristezas guardadas en frascos. Los tengo obsesivamente ordenados, por fecha y por motivo de angustia, por color, forma y tamaño, cada frasco tiene su etiqueta y su espacio. 


Día 5
Jueves

Hoy si es jueves, los otros días había errado, pero hoy mi calendario no me ha engañado, y si mi reloj no miente son las 4:00 de la mañana, todavía no es hora de dormir apenas los efectos de las pastillas van sosegando. Como decía, hoy si es jueves, otro jueves sin salir de casa, sin vestirme y manteniéndome incomunicada, leo, dibujo, escribo mi diario, como un racimo de flores de plástico y lloro un buen rato. Así es la depresión post-parto psicológico imaginario. Así somos los gatos.

Día 6
Lunes

Los sábados ni siquiera me levanto… ya no se si es lunes, ya no se si es sábado, otra vez he sido engañada por el tiempo (tu aliado), me ha tomado el pelo (siempre enredado), me ha puesto contra la pared y me ha desnudado, así es el tiempo de cabrón, me pone a dormir después de haber copulado y cuando despierto con la entrepierna húmeda y los senos desgastados, todo se ha ido, lejos como mi lucidez y mis ganas, por eso los lunes-sábados-lunes no me esfuerzo en moverme de la cama, no hay ganas.

Día 7
Viernes

Hoy no estoy para escribir nada, hoy no estoy para escuchar los ruidos de mi cabeza y las voces que me atormentan de noche y de mañana, hoy no quiero beber mis lágrimas enfrascadas, ni tragar las dichosas pastillas naranjas, hoy quiero saltar desde la azotea mas alta, quiero liberarme de los demonios que me tienen atrapada en las paredes de mi casa, hoy quiero volar a través del universo, nadar en nubes de acuarela y soñar que no estoy despierta, saltar de la azotea mas alta jamás vista por las máquinas humanas, hoy quiero saltar de la azotea de mi casa.

i am the karlus
Karla Partida…


NOTA a mi y a los demás (dramatización de mi realidad, no soy suicida, pero si estoy mal)

11.11.2009

ÉL ME HACE LLORAR EN FRAGMENTOS

Mi vista cansada se ha apartado de las demás, he cerrado los ojos para soñar, he cerrado los ojos para volar...

Fragmento I
En medio de carne cruda, mi carne dejó de ser material, mis ojos cansados se tornaron hacia dentro y mi aliento en silencio se echó a volar. Me vi desnuda y llorando, mi cruda carne se cocía al sol del medio día, temblaban mis piernas con el otoño del viento, mis lágrimas todo lo humedecían, faltaba todo, faltaba yo.

Fragmento II
A través de grises cielos me puse a volar, lluvia ácida mojaba mi rostro, cruda, carne, cruda, dejé atrás, voz distante me guiaba, él me hace llorar. Entre recuerdos y mejillas empapadas te vine a encontrar, ahí estabas tú, tan tú, años atrás, visité tu casa de cristal, jugabas como antes, te gustaba colorear, peinabas tus cabellos negros y enredados; pareces una muñeca en su casa de cristal.

Fragmento III
Con los puños fríos y apretados rompí tu ventana de ojos esmeralda, te tomé del cabello y besé tus labios, no soy Judas, no soy tú y seguía llorando. Mis hombros te cargaban, me dolías en la espalda, en el vientre y en el alma. Seguimos volando con la cara mía mojada, lluvia ácida, saladas lágrimas.

Fragmento IV
Floté contigo en hombros sobre sueños olvidados, remembranzas del pasado, recuerdos nuestros, recuerdos míos, recuerdos de infinita soledad. En medio del silencio su voz me llevaba lejos a dónde te fui a olvidar. Desierta arena, orilla del mar.

Y en el silencio del tiempo su voz ya no era voz…

Karla Partida...

11.10.2009

MI PISCOANÁLISIS FREUDIANO

...y escucho a la distancia mi voz reflejada en el espejo, el eco de mi voz se refracta y se dimensiona en el espacio auditivo infrasónico de la luz... ¡shhh!

A la mañana siguiente, amanezco desnuda en medio del patio, me ha pasado un par de veces, el sudor que hierve en mi cuerpo corre por mis piernas temblando, tengo que correr al baño...

-no hay baño en este sueño- 

me repito balbuceando.

Prosigo mi camino, sigo con los ojos cerrados, desmoronándome en brazos ajenos, me dan miedo las ratas, me acomodo en el diván para seguir soñando, para seguir hablando de mis traumas y temores lejanos.

La realidad en la que vivo es ficticia para los ojos del velador nocturno, mi azar paralelamente sincronizado con la realidad virtual se ha quedado en el sueño, un estado de consciencia pura donde el “superyo” se desprende de los apegos de mis niveles de consciencia acostumbrados, ¿qué tal mi psicoanálisis freudiano?

-Ya no me haga llorar ¿para eso le pago?- todos son iguales, doctores, abogados, políticos, delincuentes. Hombres a fin de cuentas, simios inmorales.

Mi madre, cada día me parezco mas a ella, ya estoy creciendo; las rayitas que en la pared marcaban mi estatura ya se han borrado con los años y con los cuadros clavados, el lápiz por eso en papel se guarda, palabras a lápiz en papel se guardan y aguardan. Siempre dibujando bajo mi ventana, rayaba las paredes gustosa y radiante, mi mamá nunca me regañó, le gustaba verme dibujar, le siguen gustando mis marihuanadas y mis chaquetas mentales, a la niña le gustaba dibujar, ahora también pinta (me caga pintar) y disque le hace al arte. Mi infancia, ruidoso recuerdo en el aire ¡ahhh!

He estudiado doctor, y deduje que me quedé estancada en mi etapa oral, es por eso que hoy justifico mi compulsión al comer, mi alcoholismo, mis asquerosos vicios, mi afición al sexo oral y la linda perforación que traigo acá, vea...
 

¡Shhh! Silencio que despierto del sueño. 


i am the karlus...
Karla Partida  
CAMINO A CASA

No hay mejor escenario de infinitas posibilidades que el trasporte público camino a casa. 

Noche fría y concurrida en la parada, haciendo fila para abordar. Los dedos de mis pies juegan entre sí por heladas razones que enfrían mis ideas, mis pies ya lo están. 


Entre el constante transcurrir de los minutos y el sueño de mi pierna dormida, me toca abordar, saludo -buenas noches- como me enseñó mi mamá; el silencio se hace presente en la falta de educación del señor que se me adelantó al pasar, y además se sentó en mi lugar predilecto, junto a la ventana, donde no hay que abrir la puerta ni pasajes que pasar. 


Siempre me oculto entre un hombro desconocido y una ventana empañada, siempre me he sentado ahí, con la vista perdida en el cotidiano trayecto, sin mirar a los demás, sólo saludando al abordar como bien me educó mi mamá; es curioso como las madres se hacen presentes en los detalles más mínimos y absurdos de la vida, hoy no me despedí de mamá.


La nueva elección de asiento me pone a titubear, la señora atrás de mí empieza a empujar, el -súbale, súbale, trae lugares- no me deja pensar, mi pierna dormida no quiere despertar, la decisión me empieza a impacientar, sin pensarlo más decido sentarme atrás, justo en el centro del incómodo asiento, me intento acomodar, respiro hondo y es ahí cuando empiezo a mirar.


Una pareja de ancianos batalla para subir el pronunciado escalón, un niño enfermo en brazos de su hermano mayor, una mujer cansada que grita en silencio su dolor, un señor maduro al que se le rompió el pantalón, la combi modelo 97 pintada de blanco con no muy sobrios detalles en verde se empieza a llenar, encuentros y desencuentros le ha tocado transportar.


Observo con cautela, a cada uno de los que me rodean, sus gestos, sus señas, escucho conversaciones ajenas, me fijo en sus vestimentas, el color de sus ojos, la ortodoncia descuidada del de mi derecha, la falta de brillo en los ojos de la señora que me empujaba, las manos arrugadas que aprietan con fuerza una bolsa negra, los zapatos desgastados de quien me quitó mi lugar, la nuca tatuada del conductor que ya se pasó dos altos y que ha tocado el claxon sin parar, los labios partidos por el frío, los rostros agotados, los rostros asustados, creo que empiezo a incomodar, evitan mi mirada, me ven mal, tengo un poco de náuseas y ganas de orinar.


Es por eso que siempre me he sentado junto a la ventana donde el contacto con la gente es mínimo, no por lo de las náuseas o lo demás, simplemente por la falta de tacto de mis ojos al mirar. Paso mis tres pesos con suma amabilidad -le puede pasar por favor, bajo en la siguiente esquina, gracias- mi forzada sonrisa no tiene efecto alguno en la anciana que me hizo el favor de pasar mis seis monedas de cincuenta centavos, la combi se detiene en la calle de mi casa, jalo la manija para abrir la puerta, siento las miradas en la espalda, incluso escucho cuchichear, ellos ahora me mirar, seguro me ven mal.


El viento frío me pega en la cara con un sentimiento de soledad, me inunda un vacío, me acuerdo de mamá. Camino a casa, aún con ganas de vomitar, me doy prisa para llegar. La calle oscura me acompaña hasta la puerta blanca de mi casa, el candado no esta en su lugar, me dirijo al baño, tengo que orinar, busco el apagador para encender el foco, no hay luz en la habitación, las ganas se van. 


Atravieso el patio de mi casa que se ha llenado de hojas secas, me gusta el crujir de las hojas de otoño cuando las pisas sin darte cuenta.


La puerta abierta me inspira un inmenso recuerdo de soledad, tendida en la cama encuentro a mamá, infinita tristeza en silencio anuda mi garganta, su piel tan fría, mis lágrimas la empapan.


Camino a casa me acordé de mi madre que me enseñó a ser amable y a saludar, camino a casa me fui sentada donde se mira todo y no estuvo mal, camino a casa dejé miradas incómodas y tres pesos más, camino a casa dejé mi lugar al lado de la ventana y recordé que olvidé despedirme de mamá.

 
Aprieto su mano helada, beso su frente arrugada, me acuesto a su lado, me abrazo a su cuerpo; se percibe una peculiar pesadez en el aire frío de la oscura noche sin luna ni estrellas, la ventana está abierta, la cama mojada por mis lágrimas, cierro los ojos con ella, está noche camino a casa, mamá murió y no le dije adiós.
 

Karla Partida...

10.25.2009

MOMENTOS DE OCIO

Momentos de ocio son necesarios,
dice la canción,
instantes de incapaz vigilia
donde uno sueña que sueña
-como debe de ser-
siempre y cuando Julio
haya caído en Pascua
y no en Mayo.

Con las manos en el bolsillo
andábamos el tal Piero y yo,
el con la esperanza truncada
en los dientes amarillos,
y yo, pues, solo era yo,
la misma de la mañana
del domingo pasado,
el con las manos
aún en el bolsillo
y yo caminando -flotando-
un pájaro cayó
a mis pies helados,
los gusanos ya le
habían carcomido
el entrecejo y las patas,
pobre pájaro herido
por las balas.

Llueven los peces
y se multiplican,
la tierra tiembla,
retiembla,
retiembla la tierra,
retiembla en su centro la tierra.
 
 
Momentos de ocio son necesarios.   
Recuerdos del pasado.
   
Juegos, luces y estaciones volátiles,
detallitos ácidos,
caminando sin prisa
a la orilla del mar
señor solitario,
en el campo de flores
de plástico,
atrapando moscas estáticas,
de esas que aún no
aprendían a volar,
mi colección de caracoles
de tierra
(siempre preferí los
que si sabían volar)
y mis manos listas para el azar.

Momentos de ocio,
de mi cabeza a mis manos,
explorando mi propia consciencia,
planificando, tejiendo sueños
con cabellos olvidados en el
azulejo azul grisáceo del baño,
al lado del trozo de tocino
que ahí siempre ha estado,
el agua siempre cae
fuera de la bañera,
simple agua oxidada.

Soñé a que sabe el beso de muerto
-dijo después de despertar
del coma de años-
memoria marchita

ausencia de vida,
así me he quedado.
 

Taciturno I:

Los recuerdos también se olvidan,
como los sueños no escritos
por la mañana
y las promesas más falsas.

Canción de abril.

Por eso Julio se volvió bisiesto,
para no escucharla desentonar
en los graves y en los agudos,
y que graves han estado las notas
desde hace unos otoños olvidados
en un frasco roto
y vacío de plástico.

Desde la primera noche
hasta la primera luz,
momentos de ocio son necesarios,
rastros de dientes caídos,
de pupilas dilatadas,
sed y lágrimas de perlas
y no de unicel,
alusiones
-alucinaciones-
musicales.

¿A dónde se van
las uñas cortadas,
las pestañas arrancadas?
¿A dónde se van los sueños
cuando se olvidan de mañana?
¿Los gritos ahogados en la cama?
¿A dónde se van los
sueños repetidos?
¿A dónde se va el hambre y
las ganas de ir al baño?
¿A dónde se van las náuseas?
¿A dónde se va el réquiem
por los muertos
y por los terrenales?
¿A dónde se van las cenizas
y las semillas?

¿A dónde se van las
oraciones para ateos?
¿A dónde se van
las cosas perdidas?
 

¿A dónde se van las palabras?
¿A dónde se va la vida,
los sueños, los instantes?
¿A dónde se van
los momentos de ocio?
Los momentos de ocio
que siempre son necesarios.
 

i am the karlus...

TIERRA SIN SUEÑO

Cruda incertidumbre 
nace dentro de mi,
duelen los dientes hasta la raíz,
la garganta raspa,
las lágrimas arden en toda
la anatomía de mi ojo
y en la silueta de mi rostro frustrado.

Me dueles en lo profundo
sin siquiera saber de ti,
por eso te lloro tierra sin sueño,
lloro por ti.

Muertes ahogadas en jardín de arena,
bombas atadas a una piedra,
niños armados,
campos minados,
tierra sin sueño que de noche
amanece en rojo,
tierra sin sueño que de mañana
anochece
vacía,
amanece sin ti.

Abismo perpetuo que guarda
en silencio los cuerpos,
historias contadas,
niños con armas,
dolores de muelas curados
con gasolina blanca,
gargantas raspadas y anudadas por ti,
tierra desolada que no canta,
tortugas con alas,
esperanza truncada,
la guerra es así.

Lágrimas arden en mi,
la incertidumbre no muere,
la guerra está en ti,
tierra sin sueño,
tierra sin ti.

Karla Partida...

10.15.2009

SIN NADA QUE DECIR 

Entre los dos: 
(nuestro cadáver exquisito)
 
Con las raíces marchitas
hoy te busco inconstante...

dedos inquietos por entre alambres
resplandescientes con vida propia
que sienten que el éter se rompe
con tus labios de mar en mis brazos.
 

"Es imposible que exista el espacio
absolutamente vacío,
el espacio es inseparable de la materia,
entre cuerpo y cuerpo el éter
habita sutil y ligero,
contorneando los espacios
positivos y negativos de los cuerpos".
Auto Cita

video

Música:
Sin nada que decir - Infame Project

i am the karlus...

MARTES

Un día de estos los martes estarán 
después de los jueves,
cuando nos haga falta el cielo bajo y las arañas aniden en tu boca, cuando se evapore mi mirada de pez fuera del agua y tus pasos sean ligeros sobre el mar...

i am the karlus
Karla Partida...